Secretaría de Economía
   11 de Julio
InicioAtrás
Guías Empresariales
 
¡ Inicie y mejore su Negocio !  
 

HISTORIA DEL GIRO

La industria alfombrera fue introducida en México los años cuarenta, durante la última guerra mundial, cuando la producción de alfombras fue reducida tanto en Estados Unidos, como en Japón, que eran los proveedores de la misma. En México esta industria se establece con fines de exportación. La maquinaria que se introdujo era moderna y esta actividad se convirtió en una fuerte vida para muchas familias.

En 1943 se instala la empresa "Industrias Textiles S de R.L." a que en el mismo año cambia su nombre a "El Bordador, S. de R.L.". Esta industria tenía la finalidad de origen dirigir su producción al exterior, pero pronto conquistó el mercado nacional y tuvo que destinar 30% de la misma para satisfacer la demanda interna. Esto da la pauta para que se establezcan nuevas fabricas.

Después de la guerra, la demanda del exterior disminuyó pues Estados Unidos reanudó sus labores y se apoyó en Puerto Rico, quien tienen la ventaja de no pagar impuestos, mientras las alfombras mexicanas pagaban en los E.U.A. un arancel equivalente al 60 % ad valorem.

El gobierno mexicano, tomando una medida proteccionalista, otorgó la exensión de impuestos a las fábricas manufactureras de alfombras y tapetes, además de algunos subsidios para importar lana; también prohibió la importación de éstas, permitiendo de esta forma que la industria pudiera instalarse y organizarse. En 1951, el gobierno mexicano autorizó nuevamente la importación de artículos similares.

Los lugares donde actualmente se desarrolla esta actividad son: Distrito Federal, Guanajuato, Estado de México, Puebla, Querétaro y Tlaxcala. Muchas fábricas donde actualmente se desarrolla la industria de la alfombra, adoptan una originalidad típica de la región. Claro ejemplo son los tapetes de Chinconcuac y Temoaya, reconocidos mundialmente, pues reflejan el arte mexicano estilizado y plasmado de una manera única.

Actualmente el tapete tejido a mano es un producto artesanal en cuya fabricación, la modernidad no ha penetrado, por lo que en su proceso de trabajo los tiempos no son importantes, ya que lo relevante es la calidad (arte y plasticidad) que se han plasmado en la pieza.

Al igual que cualquier pieza artesanal, su mercado únicamente puede desarrollarse si existe un programa de promoción que de a conocer las ventajas y usos de las prendas referidas, de ahí lo importante de unificar a los productores para establecer compromisos comerciales con instituciones oficiales o privadas del país y con embajadas para ofrecer el producto con puntualidad, calidad y a un precio justo.

Considerando la información de los censos de manufactura del INEGI para 1988 y 1993 se observa un proceso de concentración en el giro a favor de las microempresas a cambio de la reducción en la participación en el mercado de las medianas y grandes empresas.

Esta tendencia se ratifica con información entre 1992 y 1995 derivada de la encuesta nacional de empleo, salarios, tecnología y capacitación en el sector manufacturero.

 Exportaciones e importaciones de productos del giro ( en Miles de US$).

 

1995

1996

VAR %

Importaciones
Exportaciones

1,035
593

939
138

(10.2)
(329.7)

Datos obtenidos del anuario estadístico del comercio exterior de los E.U.M. años 1995 y 1996 fracción 57.02.10.01 INEGI

Lo anterior ratifica la presencia de espacios en crecimiento para las microempresas.

 

Ir a:  




   » Top Guías 
     
 » Secado y Salado de mariscos  
 » Sazonadores y especias molidas  
 » Lámparas ornamentales y candiles  
 » Puros y otros productos de tabaco  
 » Alimentos balanceados para animales  
 » Jugo de frutas y verduras  
 » Bebidas fermentadas de manzana (sidras)  
 » Perfumes, lociones y similares  
 » Empaques y refacciones para maquinaria industrial  
 » Alfarería y cerámica  
     

Libro de visitas

Su opinión de esta pagina es:
Buena
Regular
Mala
 


Mayores informes: guias@economia.gob.mx