Secretaría de Economía
   13 de Noviembre
InicioAtrás
Guías Empresariales
 
¡ Inicie y mejore su Negocio !  
 

HISTORIA DEL GIRO

La historia de las conservas de pescados y mariscos esta asociada al atún enlatado. 

Con el crecimiento de la pesca de atún por parte de la flota norteamericana, la pesquería se extendió y se desarrolló básicamente en México en el océano pacífico a partir de 1920, con capital norteamericano, razón por la cual se le consideró ésta como una mera extensión de la pesquería de California, constituyéndose el Puerto de San Diego, E.U.A., en el mayor centro atunero del mundo.

Una vez involucrada la nación mexicana en la pesquería de atún, también se establecieron relaciones bilaterales con los Estados Unidos de América y desde 1923, México aplico el pago de derechos de exportación al atún norteamericano descargado en la nación.

En 1925, México y los Estados Unidos de Norteamérica celebraron su primer convenio con la finalidad de desarrollar y conservar la pesquería del atún, el cual permaneció vigente hasta el 28 de Marzo de 1927. Ese mismo año, con el crecimiento de la flota norteamericana, se inició en Ensenada, B.C. el enlatado de atún en la "Planta Nacional de Productos Marinos", y en la "Compañía de Productos Marinos, S.A., de Cabo San Lucas.

El pago de impuestos en México obligó a la flota norteamericana a buscar otras zonas de pesca, y a partir de 1930, su principal fuente de carnada fue Centroamérica sin dejar de depender, aunque en menor grado, de la pesca en aguas mexicanas.

El 25 de Mayo de 1935 México abrió nuevamente sus aguas a la flota estadounidense, estableciendo el pago de derechos de pesca de atún y camada, así como el transporte y manejo del producto. Para el año de 1940, la flota mexicana estaba constituida por cuatro barcos cerqueros y las relaciones con Estados Unidos de Norteamérica se mantuvieron estables.

En 1960, México contaba con seis barcos atuneros activos, de los cuales cuatro eran cerqueros y dos vareros; los problemas bilaterales con Estados Unidos de Norteamérica seguían latentes. Una vez establecida la CIAT, se fijaron cuotas de captura a partir de 1962 (México formó parte de la CIAT el 19 de Marzo de 1964) para una zona regulada denominada ARCAA (Area Regulada por la Comisión del Atún Aleta Amarilla), cuyo funcionamiento se regía mediante la regla de "El que llega primero pesca primero". Posteriormente la flota nacional tuvo mayor crecimiento, pero a partir de la década de los novenas se dio el embargo atunero por parte de los estados unidos de América que afecto severamente las exportaciones del producto, para levantarse recién a partir de 1997.

El mercado del atún enlatado ha evolucionado de conformidad a lo señalado mostrado en la tabla siguiente:

CONCEPTO

AÑOS

1993

1994

1995

1996

Producción de miles de cajas

8,204

10,037

8,335

7,877

Producción de toneladas

96,520

118,083

97,796

86,890

Valor de la producción en miles de pesos

656,292

903,320

1’208,552

1’291,700

Una particularidad adicional del giro, es el embargo impuesto al atún mexicano en 1990, que posteriormente derivó en un embargo secundario, cerró las puertas de los mercados internacionales al atún capturado por barcos pesqueros en el Pacífico Oriental (incluida la flota atunera mexicana). Este embargo, supuestamente impuesto por razones ecológicas (protección a los delfines) fue una estrategia desleal de los competidores, respaldada por grupos ecologistas.

La pesquería de túnidos en México, es una de las más avanzadas del mundo, que deriva una mínima mortandad de 0.3 delfines por lance (en 1996) uno de los índices más bajos del mundo. Por el contrario se pretende promover una pesca sobre atunes no asociados al delfín conocida y señalada por la legislación Estadounidense como "Dolphin Safe", que se aplica en la zona en donde opera México, Venezuela y Ecuador, entre otros.

Esta legislación desconoce un hecho científicamente probado y reconocido que los atunes (aleta amarilla) y los delfines se asocian en todos los mares del mundo donde se encuentran, no sólo en la zona donde operan nuestros países.

Los Norteamericanos además de bloquear su propio mercado, ordenaron extender el "embargo primario" aplicando lo que se ha denominado "embargo secundario", consistente en bloquear las importaciones de atún provenientes de países que compren a México o a los demás países "embargados", logrando con esto el bloqueo casi total de los mercados del exterior de estas naciones.

Por su parte, México realizó diversas gestiones a nivel internacional, firmando acuerdos, acudiendo y participando en reuniones comerciales, cabildeando en el Congreso Estadounidense.

La ofensiva diplomática del Gobierno Mexicano logró el respaldo de la organización mundial de comercio y del Gobierno de Japón. En 1995 cuatro Congresistas Republicanos, presentaron un proyecto de ley para enmendar la Ley de Protección a Mamíferos Marinos (que es precisamente la ley en que se basa el embargo) y levantar el existente contra México y otras naciones.

El saldo que se tiene del embargo es que provocó pérdidas por más de 400 millones de dólares, reducción de la flota (ya que después del embargo muchos barcos cambiaron de bandera y se desplazaron a pescar a otros mares) y la pérdida de más de 6,000 empleos directos. Las exportaciones se desplomaron de 83,483 toneladas que se registraban en 1989 a 9,302 en 1994 el nivel más bajo registrado en los últimos años, aunque afortunadamente las cifras se recuperaron parcialmente en 1996 y 1997.

En 1989, había 70 embarcaciones operando, en 1996 se registraron solamente 39 embarcaciones atuneras activas. No obstante no todas las secuelas fueron funestas, pues a raíz del embargo, la producción atunera se enfocó casi en su totalidad al mercado nacional, logrando en el lapso de 5 años incrementar el consumo interno en un 90%. En años recientes (1994 a 1996) se han consumido alrededor de 100 mil toneladas anuales, cuando en 1989 sólo se consumían poco más de 63 mil.

 

Ir a:  




   » Top Guías 
     
 » Secado y Salado de mariscos  
 » Sazonadores y especias molidas  
 » Lámparas ornamentales y candiles  
 » Puros y otros productos de tabaco  
 » Alimentos balanceados para animales  
 » Jugo de frutas y verduras  
 » Bebidas fermentadas de manzana (sidras)  
 » Perfumes, lociones y similares  
 » Empaques y refacciones para maquinaria industrial  
 » Alfarería y cerámica  
     

Libro de visitas

Su opinión de esta pagina es:
Buena
Regular
Mala
 


Mayores informes: guias@economia.gob.mx