Secretaría de Economía
   4 de Julio
InicioAtrás
Guías Empresariales
 
¡ Inicie y mejore su Negocio !  
 

FLUJO DEL PROCESO PRODUCTIVO Y ESCALAS DE PRODUCCION

El proceso de producción para la fabricación de champús es de tipo homogéneo, obteniéndose un solo tipo de producto final.

La variedad de los champús se debe fundamentalmente a la gran diversidad de materias primas que se emplean en las formulaciones, pero el proceso productivo es similar.

Las escalas posibles de producción que se pueden lograr son:

 

Escala (rango de producción)

Microempresa/artesanal:

De 100 a 250 Lts. / día

Pequeña empresa:

De 250 a 500 Lts. / día

Mediana empresa:

De 500 a 1,000 Lts / día

Gran empresa:

Más de 1,000 Lts. / día

En cuanto al grado de actualización tecnológica se destaca lo siguiente:

  • Microempresa/artesanal:

El proceso de producción para la elaboración de champús se trata de un proceso tradicional.

En la microempresa se realizan algunas operaciones de forma manual, mientras que en empresas mayores, éstas se realizan mecánicamente, lo cual redunda en una mejor calidad del producto final y en un mayor volumen de producción.

  • Pequeña empresa:

Los cambios o modificaciones que se observa en el proceso productivo se refieren fundamentalmente a la modernización de la maquinaría y equipo, que ha incrementado notablemente los volúmenes de producción.

Flujo del proceso de producción en una escala de micro empresa/artesanal

Se presenta el flujo del proceso productivo a nivel general, referente al producto seleccionado del giro y analizado con más detalle en esta guía.

Sin embargo, éste puede ser similar para otros productos, si el proceso productivo es homogéneo, o para variantes del mismo. Al respecto, se debe evaluar en cada caso la pertinencia de cada una de las actividades previstas, la naturaleza de la maquinaria y el equipo considerados, el tiempo y tipo de las operaciones a realizar y las formulaciones o composiciones diferentes que involucra cada producto o variante que se pretenda realizar.

images/fm_shampoo.gif

A continuación, se presenta una explicación del proceso productivo a nivel microempresa/artesanal:

 1. Recepción y almacenamiento de las materias primas. En esta actividad se efectúa la recepción y almacenamiento temporal de las materias primas necesarias para el proceso de la fabricación de los champús. En particular se registran los datos del proveedor, procedencia, costo y cantidad entregada.

La relación de las materias primas es la siguiente:

  • Jabón de coco al 30 %
  • Aceite de ricino
  • Acido oléico
  • Sosa cáustica
  • Perborato de sodio
  • Trietanolamina
  • Dietanolamida de ácidos grasos de coco
  • Estocogel
  • Acido cítrico
  • Etilen diaminotetracético de sodio dihidratado
  • Conservadores
  • Colorantes
  • Fragancias

El almacén de materias primas requiere tener una humedad relativa del 50 %, para una buena conservación de los productos.

2. Transporte de las materias primas al área de proceso. Las materias primas se trasladan por medio de diablos al área de proceso, las cuales se distribuyen para la preparación de la base detergente y para la solución que incluye los agentes estabilizantes, secuestrantes, fungicidas y bactericidas, base saponificadora y colorantes, cuyas actividades se realizan en paralelo.

3. Preparación de la base detergente de naturaleza jabonosa. En primera instancia se procede a efectuar el pesado de las materias primas necesarias para la preparación de la base detergente, en base a la formulación final.

Una vez efectuado lo anterior se procede al vaciado del jabón de coco al 30 %, aceite de ricino y ácido oléico a una marmita con agitador. La mezcla anterior se calienta con vapor hasta una temperatura de 80°C. Posteriormente se agrega un 5 % de agua desionizada previamente calentada a la misma temperatura, manteniendo la agitación de la mezcla.

La mezcla de naturaleza jabonosa se emplea dadas sus características de biodegradabilidad, además de que deja el cabello mas suave y manejable que los detergentes sintéticos.

4. Preparación de la base estabilizante, secuestrante, fungicida, bactericida y colorante. En forma paralela y simultánea se efectúa el pesado y vaciado de la dietanolamida, sosa caústica, perborato de sodio, trietalonamina, secuestrante y colorante a una marmita con agitador calentada por vapor. Los ingredientes anteriores se disuelven en un 7.5 % de agua desionizada, se mezclan y se calientan hasta alcanzar una temperatura de 80° C.

5. Vaciado de la base estabilizante a la marmita con la base detergente. Terminada la fase de mezclado y calentamiento de la base estabilizante, se procede a su vaciado a la marmita que contiene la base detergente.

El vaciado deberá realizarse lentamente mediante un sistema volcador que tiene la marmita de la base estabilizante.

6. Mezclado de las bases detergente y estabilizante.- Efectuado el vaciado de la base estabilizante a la marmita que contiene la base detergente, se deberá efectuar el mezclado mediante una agitación constante, manteniendo la temperatura en los 80° C.

7. Adición de agua. Una vez que se hayan incorporado y homogenizado todas las sustancias se suspenderá el calentamiento para bajar la temperatura a 40°C.

La mezcla continuará en agitación constante a la cual se le agregará el resto del agua en base a la formulación establecida.

8. Agregado de la fragancia. Cuando se tenga una temperatura de 40° C aproximadamente, se procede al vaciado de la fragancia, que en este caso en particular se utiliza un olor de nota floral.

En la adición de los ingredientes se debe continuar con una agitación constante, con objeto de homogenizar la mezcla.

9. Adición de ácido cítrico. A continuación se deberá añadir lentamente el ácido cítrico, el cual ajustará el pH de la mezcla para obtener el valor adecuado en base a la fórmula del champú.

Una vez incorporado el ácido cítrico, se deberá determinar el pH de la mezcla, el cual deberá encontrarse en un valor de 8.5 aproximadamente.

10. Agregado de un agente espesante. A continuación se procederá a adicionar un espesante para aumentar la viscosidad del producto, que en este caso en particular se seleccionó el estocogel al 10 %

Una vez efectuado lo anterior se deberá verificar el grado de viscosidad obtenido.

11. Adición de agentes conservadores. Finalmente se deberán adicionar agentes conservadores para evitar la contaminación del champú.

En la formulación del champú seleccionado se empleó la siguiente mezcla de conservadores, que es efectiva contra las bacterias Gram positivas y negativas, hongos y levaduras:

  • Propilenglicol56 %

  • Diazolidinil urea30 %
  • Metilparaben11 %
  • Propilparaben 3 %

Una vez concluida la adición de todos los ingredientes, se deberá continuar con la agitación hasta que el champú se encuentre totalmente homogenizado.

12. Inspección. Concluido el proceso se deberán tomar muestras del champú, con objeto de realizar las pruebas de inspección necesarias para garantizar que el producto cumpla con las propiedades y características establecidas en la formulación final del producto.

Las pruebas organolépticas que se realizan son:

  • Olor
  • Color
  • Apariencia

Así mismo se evaluarán los siguientes parámetros:

  • PH.

Los límites del pH se establecen para aquellas sustancias farmacopéicas en las cuales la actividad del ión hidrógeno redunda en su estabilidad química y física. El instrumento de medición es un potenciómetro.

  • Viscosidad.

Esta prueba consiste en medir la resistencia que ofrece un fluido al movimiento rotatorio la cual se realiza con un viscosímetro tipo Brockfield.

  • Densidad relativa.

Esta prueba se basa en la relación de peso de las sustancias en el aire a 25° C y el de un volumen igual de agua a la misma temperatura.

Para la realización de la prueba se emplea un picnómetro y una balanza analítica.

  • Poder espumante.

Una de las características más importantes que debe cumplir un champú es la capacidad espumante, la cual al menos, por su facilidad de generación al aplicarse el producto sobre el cabello, la sensación de agrado al tacto y sus condicionamientos estéticos tienen una importante incidencia en la aceptación del producto por el usuario.

Para la evaluación del poder espumante se utiliza el método de Beh - James, el cual se basa en medir el volumen de espuma obtenido al someter una disolución del producto a un movimiento de rotación constante.

12. Transporte al área de envase. El producto se transporta por medio de recipientes que se mueven en carritos al área de envase.

13. Envasado. El producto se envasa en botellas de plástico previamente impresas con tinta resistente al agua, la cual deberá contener la información del fabricante, ingredientes y código de barras entre otros.

Para realizar esta actividad se emplea una llenadora de tipo manual.

14. Cerrado de botellas y empacado. Una vez efectuado el llenado de las botellas se procede a una revisión final y al cierre de los envases de forma manual.

Las botellas se colocan en cajas de cartón corrugado para ser trasladadas al almacén de producto terminado.

15. Transporte al almacén de producto terminado. Las cajas se transportan al almacén de producto terminado por medio de diablos.

16. Almacenamiento de producto terminado. Las cajas con el producto terminado se almacenan en la bodega. Se recomienda que permanezcan un mínimo de 24 horas en reposo antes de su distribución.

Flujo del proceso de producción en una escala de pequeña empresa:

images/fp_shampoo.gif

 

1. Recepción y almacenamiento de las materias primas.- En esta actividad se efectúa la recepción y almacenamiento temporal de la materia primas necesarias para el proceso de la elaboración de los champús. En particular se registran los datos del proveedor, procedencia, costo y cantidad entregada.

La relación aproximada de las materias primas es la siguiente:

  • Jabón de coco al 30 %

  • Aceite de ricino

  • Acido oléico

  • Sosa cáustica

  • Perborato de sodio

  • Trietanolamina

  • Dietanolamida de ácidos grasos de coco

  • Estocogel

  • Acido cítrico

  • Etilen diaminotetracético de sodio dihidratado

  • Conservadores

  • Colorantes

  • Fragancias

El almacén de materias primas requiere tener una humedad relativa del 50 %, para una buena conservación de los productos.

2. Transporte de las materias primas al área de proceso.- Las materias primas se trasladan por medio de diablos al área de proceso, las cuales se distribuyen para la preparación de la base detergente y para la la solución que incluye los agentes estabilizantes, secuestrantes, fungicidas y bactericidas, base saponificadora y colorantes, cuyas actividades se realizan en paralelo.

3. Preparación de la base detergente de naturaleza jabonosa.- En primera instancia se procede a efectuar el pesado de las materias primas necesarias para la preparación de la base detergente, en base a la formulación final.

Una vez efectuado lo anterior se procede al vaciado del jabón de coco al 30 %, aceite de ricino y ácido oléico a una marmita de doble pared con agitador. La mezcla anterior se calienta con vapor hasta una temperatura de 80°C. Posteriormente se agrega un 5 % de agua desionizada previamente calentada a la misma temperatura, manteniendo la agitación de la mezcla.

La mezcla de naturaleza jabonosa se emplea dadas sus características de biodegradabilidad, además de que deja el cabello mas suave y manejable que los detergentes sintéticos.

4. Preparación de la base estabilizante, secuestrante, fungicida, bactericida y colorante.- En forma paralela y simultánea se efectúa el pesado y vaciado de la dietanolamida, sosa caústica, perborato de sodio, trietalonamina, secuestrante y colorante a una marmita de doble pared con agitador calentada por vapor. Los ingredientes anteriores se disuelven en un 7.5 % de agua desionizada, se mezclan y se calientan hasta alcanzar una temperatura de 80° C.

5. Transporte de la base estabilizante a la marmita con la base detergente.- El contenido de la marmita con la base estabilizante se transporta por medio de una tubería, para lo cual se emplea una bomba dosificadora a la salida de la marmita.

La solución se deposita en la marmita que contiene la base detergente, la cual se encuentra en agitación constante.

6. Mezclado de las bases detergente y estabilizante.- Efectuado el vaciado de la base estabilizante a la marmita que contiene la base detergente, se deberá efectuar el mezclado mediante una agitación constante, manteniendo la temperatura en los 80° C.

7. Adición de agua.- Una vez que se hayan incorporado y homogenizado todas las sustancias se suspenderá el calentamiento para bajar la temperatura a 40°C.

La mezcla continuará en agitación constante a la cual se le agregará el resto del agua en base a la formulación establecida.

8. Agregado de la fragancia.- Cuando se tenga una temperatura de 40° C aproximadamente, se procede al vaciado de la fragancia, que en este caso en particular se utiliza un olor de nota floral.

En la adición de los ingredientes se debe continuar con una agitación constante, con objeto de homogenizar la mezcla.

9. Adición de ácido cítrico.- A continuación se deberá añadir lentamente el ácido cítrico, el cual ajustará el pH de la mezcla para obtener el valor adecuado en base a la fórmula del champú.

Una vez incorporado el ácido cítrico, se deberá determinar el pH de la mezcla, el cual deberá encontrarse en un valor de 8.5 aproximadamente.

10. Agregado de un agente espesante.- A continuación se procederá a adicionar un espesante para aumentar la viscosidad del producto, que en este caso en particular se seleccionó el estocogel al 10 %.

Una vez efectuado lo anterior se deberá verificar el grado de viscosidad obtenido.

11. Adición de agentes conservadores.- Finalmente se deberán adicionar agentes conservadores para evitar la contaminación del champú.

En la formulación del champú seleccionado se empleó la siguiente mezcla de conservadores, que es efectiva contra las bacterias Gram positivas y negativas, hongos y levaduras:

  • Propilenglicol56 %
  • Diazolidinil urea30 %
  • Metilparaben11 %
  • Propilparaben 3 %

Una vez concluida la adición de todos los ingredientes, se deberá continuar con la agitación hasta que el champú se encuentre totalmente homogenizado.

12. Control de calidad del producto terminado.-
En la pequeña empresa se deberá realizar un control de calidad más estricto del producto, con objeto de realizar las pruebas de calidad necesarias para garantizar que el champú cumpla con las normas, propiedades y carcterísticas establecidas.

Clasificación.

Para efecto de la norma los champús se clasifican en tres tipos:

  • Para cabello de adultos

  • Para el cabello de bebés

  • Para el cuerpo

El producto deberá cumplir con las siguientes especificaciones:

  • Organolépticas

    • Olor.- Característico según estándar del fabricante

    • Color.- Característico según estándar del fabricante

    • Apariencia.- Característico según estándar del fabricante

  • Fisicoquímicas

    • Ingredientes activos.-

    El producto objeto de la Norma debe tener 11 por ciento como mínimo para los tipos adultos y cuerpo, empleando el método específico de cada fabricante.

    • Conservadores.-

Los autorizados por la Secretaría de Salubridad y Asistencia.

    • Estabilidad.-

El producto en cuestión no debe sufrir cambio aparente, una vez que adquiera la temperatura ambiente, después que la muestra haya sido colocada en una estufa durante 48 horas a 313 K (40°C)

    • Irritación ocular.-

Los champús deben pasar la prueba que se indica en la Norma Oficial Mexicana NOM - K - 347. Para el tipo B, el valor de los índices IAOI debe estar de 0 a 5, o sea, no irritante. Para el tipo A y C debe ser de 0 a 15 que es ligeramente irritante.

  • Microbiológicas

Debe cumplir con las especificaciones siguientes:                                                  .                                       

Cuerpo

Para Adultos  Para Bebes Para Cuerpo
Mesofílicas aeróbicas   1000 col / g máx. 500 col / g máx.    1000 col / g máx.
Pseudomona aeruginosa Ausente.   Ausente.      Ausente.
Staphylococcus aureus. Ausente.    Ausente.          Ausente.

Escherichia coli.   

Ausente.    Ausente.    Ausente.

Para su comprobación emplear las indicaciones de la Norma Oficial Mexicana NOM-Q-35.

Así mismo se evaluarán los siguientes parámetros:

  • pH.-

Los límites del pH se establecen para aquellas sustancias farmacopéicas en las cuales la actividad del ión hidrógeno redunda en su estabilidad química y física.

El instrumento de medición es un potenciómetro.

  • Viscosidad.-

Esta prueba consiste en medir la resistencia que ofrece un fluido al movimiento rotatorio, la cual se realiza con un viscosímetro tipo Brockfield.

  • Densidad relativa.-

Esta prueba se basa en la relación de peso de las sustancias en el aire a 25° C y el de un volumen igual de agua a la misma temperatura.

Para la realización de la prueba se emplea un picnómetro y una balanza analítica.

  • Poder espumante.-

Una de las características más importantes que debe cumplir un champú es la capacidad espumante, la cual al menos, por su facilidad de generación al aplicarse el producto sobre el cabello, la sensación de agrado al tacto y sus condicionamientos estéticos tienen una importante incidencia en la aceptación del producto por el usuario.

Para la evaluación del poder espumante se utiliza el método de Beh - James, el cual se basa en medir el volumen de espuma obtenido al someter una disolución del producto a un movimiento de rotación constante.

  • Material activo

El principio se basa en la titulación Epton para surfactantes aniónicos. A una solución acuosa de la muestra se le agrega una solución de azul de metileno y una pequeña cantidad de cloroformo. De esta manera la solución conteniendo el complejo aniónico es titulada con una sustancia catiónica, en este caso cloruro de benectonio, extrayendo el azul de metileno de la capa acuosa. El punto en el cual la intensidad de color de ámbas fases es igual se considera como punto final.

  • Pruebas comparativas

Para evaluar la eficiencia de un champú es necesario hacer pruebas comparativas con otros champús que tengan la misma función. Los factores que hay que tomar en cuenta al realizar esta evaluación son: diámetro, cantidad, grasosidad y tratamientos previos en el cabello.

Estas pruebas comparativas son llevadas a cabo en la misma cabeza y se efectúan de la siguiente manera: primero el cabello se divide a la mitad y se aplica de un lado la muestra y del otro el producto estándar; en ambos lados se deben aplicar cantidades iguales de champú. El trabajo mecánico manual, temperatura y la cantidad de agua para humedecer y enjuagar debe ser constante.

Los puntos más importantes para evaluar un champú son los siguientes:

Facilidad con la cual un champú puede ser distribuido sobre el cabello.

Algunos champús parecen penetrar en el cabello dificultando su distribución sobre toda la cabeza, disminuyendo la formación de espuma.

Poder espumante.

Se debe evaluar la velocidad con la que se genera la espuma, el volumen, la consistencia y la estabilidad sobre el cabello y si se pierde la cremosidad.

Facilidad de enjuagado.

Algunos champús se enjuagan muy rápido, otros contínuan con la espuma después de que el emjuagado parece haber llegado a su final. Esto produce molestia ya que hay una sensación de aspereza.

Facilidad de cepillado en el cabello húmedo.

Este punto evalua la aspereza del cabello inmediatamente después del tratamiento con el champú; bajo estas condiciones la aspereza es más aparente. Los consumidores asocian erróneamente aspereza con acción limpiadora, pero la aspereza se puede presentar cuando hay un exceso de eliminación del material aceitoso del cuero cabelludo y cabello o un mal enjuagado del champú.

Lustre del cabello.

La importancia de este punto para los consumidores promedio es suficiente justificación para tomarse en cuenta.

  • Estabilidad acelerada del producto.

    Estabilidad acelerada es una serie de pruebas para predecir la estabilidad de un producto. Una estabilidad aceptable del producto se puede definir como el tiempo de almacenamiento y de uso que una formulación particular permanece con especificaciones físicas, químicas, toxicológicas y de viabilidad constantes y definidas.

    La prueba de estabilidad se realiza de la siguiente manera: en el laboratorio simularemos lo que le sucederá al producto cuando después de fabricado se transporta y se lleva al punto de venta.

    Uno de los factores principales a los que se somete el producto es a cambios de temperatura, ya que se cree que éstos afectarán la estabilidad de una formulación. Se supone que el producto viajará por todo el país en donde existe variación de temperaturas.

    Las temperaturas a probar son: 4°C, 25°C Y 40°C.

    El análisis se realiza diariamente durante quince días evaluando apariencia, color, olor, pH y viscosidad a 25°

13. Transporte al área de envase.- Una vez aprobada la calidad de la carga de champú elaborada, se procede al transporte de la solución por medio de una tubería que lo conduce al área de envasado, empleando una bomba dosificadora que se encuentra ubicada a la salida de la marmita

14. Envasado.-
El champú se recibe en una máquina llenadora semiautomática, con la cual se llenan los envases de plástico conteniendo el producto.
Las botellas previamente impresas con tinta resistente al agua deberán contar con la información del fabricante, ingredientes y código de barras, entre otras.

15. Cerrado de botellas y empacado.- Una vez efectuado el llenado de las botellas se procede a una revisión final y al cierre de los envases de forma manual.

Las botellas se colocan en cajas de cartón corrugado para ser trasladadas al almacén de producto terminado.

16. Transporte al almacén de producto terminado.- Las cajas se transportan al almacén de producto terminado por medio de diablos o de un montacargas.

17. Almacenamiento de producto terminado.- Las cajas con el producto terminado se almacenan en la bodega. Se recomienda que permanezcan un mínimo de 24 horas en reposo antes de su distribución.

Un día tradicional de operaciones

El proceso productivo para la elaboración de champús en una pequeña empresa se realiza en uno o dos turnos de trabajo, dependiendo del volumen de producción de proyecto.

Las actividades generales de un día tradicional de operaciones se puede resumir de la siguiente forma:

La entrada del primer turno será a las 7.00 hrs. y la del segundo a las 15.00 hrs.

A la hora de entrada de cada turno, el gerente de producción proporciona al jefe de turno el programa de producción del día.

El jefe de turno verifica la asistencia del personal, uniformes y equipo de seguridad de los empleados, así como el estado físico del equipo principal y accesorios requeridos para el proceso, así como las necesidades de mantenimiento y reparación de los equipos.

Una vez realizado lo anterior, el jefe de turno supervisa la dosificación de las materias primas para el inicio del proceso. Al terminar cada actividad del proceso se continúa con otra, por lo que no se pierde la continuidad en el mismo. Una vez que se concluye con una carga, se inicia con la siguiente.

El encargado de control de calidad verifica que el producto cumpla con las especificaciones de calidad al concluir cada carga del proceso.

Distribución Interior de las Instalaciones:

Los factores a considerar en el momento de elaborar el diseño para la distribución de planta son:

a) Determinar el volumen de producción

b) Movimientos de materiales

c) Flujo de materiales, y

d) Distribución de la planta.

Se recomienda utilizar, como esquema para la distribución de instalaciones, el flujo de operaciones orientado a expresar gráficamente too el proceso de producción, desde la recepción de las materias primas hasta la distribución de los productos terminados, pasando obviamente por el proceso de fabricación.

Flujo de materiales

images/mat_shampoo.gif

Además de la localización, diseño y construcción de la planta es importante estudiar con detenimiento el problema de la distribución interna de la misma, para lograr una disposición ordenada y bien planeada de la maquinaria y equipo, acorde con los desplazamientos lógicos de las materias primas y de los productos acabados, de modo que se aprovechen eficazmente el equipo, el tiempo y las aptitudes de los trabajadores.

Las instalaciones necesarias para una pequeña empresa de este giro incluyen, entre otras, las siguientes áreas:

  • Almacenamiento de agua
  • Almacenamiento de combustibles
  • Almacén de materias primas
  • Area de proceso (dosificación y mezclado)
  • Area de envasado
  • Area de control de calidad
  • Almacén de producto terminado
  • Area de descarga de materias primas y combustibles
  • Area de carga de producto terminado
  • Oficinas técnicas y administrativas
  • Vestidores, baños y sanitarios
  • Comedor
  • Enfermería
  • Atención a clientes
  • Estacionamiento
  • Area verdes

Ejemplo de la distribución interna de las instalaciones de la planta:

images/dis_shampoo.gif

Determinación de costos y márgenes de operación:

El estudio de los costos de operación es la piedra angular en toda clase de negocios, ya que permite no sólo la obtención de resultados satisfactorios, sino evitar que la empresa cometa errores en la fijación de los precios y que esto derive en un resultado negativo.

En la determinación de los costos, se debe tomar en cuenta que su valor cambia por posibles fluctuaciones en los precios o por diversos grados de utilización de la capacidad instalada.

En términos generales, el precio se puede establecer por debajo o por encima del de la competencia o ser igual al de ella.

Los conceptos principales en el cálculo del precio del champú son entre otros:

Costo del jabón de coco, aceites, agentes espesantes y conservadores, ácido cítrico, fragancia y otras materias primas 58 %
Mano de obra directa e indirecta 16 %
Impuestos y seguros 10 %
Depreciación de equipo y maquinaria 10 %
Servicios, renta y mantenimiento 4 %
mprevistos y gastos varios 2 %
TOTAL: 100 %

A los costos anteriores se les deberá agregar un margen de utilidad y una vez obtenido el precio del producto final, se deberá ponderar en relación con el precio de los productos similares en el mercado y la situación de oportunidad (oferta - demanda).

Distribución del producto:

La importancia del sistema de distribución se subestima muchas veces a pesar de que impacta en los volúmenes de venta y de que se refleja en un mal aprovechamiento del potencial del mercado, así como en acumulaciones excesivas de inventarios que, en otras consecuencias, incidirán en la rentabilidad del capital.

Los canales de distribución de los productos del giro corresponden a mayoristas / distribuidores, tiendas de autoservicio y farmacias.

El cuarto canal en importancia para la industria de champús es la exportación.

Administración y control de inventarios:

La administración y el control de los inventarios tienen como función principal determinar la cantidad suficiente y tipo de los insumos, productos en proceso y terminados o acabados para hacer frente a la demanda del producto, facilitando con ello las operaciones de producción y venta y minimizando los costos al mantenerlos en un nivel óptimo.

La inversión que representan los inventarios es un aspecto muy importante para la empresa en la administración financiera. En consecuencia, se debe estar familiarizado con los métodos para controlarlos con certeza y asignar correctamente los recursos financieros.

De acuerdo con reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, las empresas están obligadas a llevar algún  sistema de inventarios, dependiendo de los ingresos manifestados en su última declaración.

El método para la valuación de los inventarios es el de primeras entradas, primeras salidas (PEPS).

 

Ir a:  




   » Top Guías 
     
 » Secado y Salado de mariscos  
 » Sazonadores y especias molidas  
 » Lámparas ornamentales y candiles  
 » Puros y otros productos de tabaco  
 » Alimentos balanceados para animales  
 » Jugo de frutas y verduras  
 » Bebidas fermentadas de manzana (sidras)  
 » Perfumes, lociones y similares  
 » Empaques y refacciones para maquinaria industrial  
 » Alfarería y cerámica  
     

Libro de visitas

Su opinión de esta pagina es:
Buena
Regular
Mala
 


Mayores informes: guias@economia.gob.mx