Secretaría de Economía
   13 de Julio
InicioAtrás
Guías Empresariales
 
¡ Inicie y mejore su Negocio !  
 

HISTORIA DEL GIRO

La necesidad del hombre por prolongar la iluminación de la luz del día le obligó a inventar productos que sirvieran a ese fin. Los Romanos utilizaban cordones de cáñamo impregnados de cera y, más adelante, tiras de junco. Las primeras velas, semejantes a las actuales, fueron usadas en los tiempos de la persecución de los cristianos, y tal vez con ello se relacione el extenso uso de las velas en las ceremonias religiosas.

En la edad media se usaban velas de cera con mechas torcidas de cáñamo. La duración de la combustión de velas de cera de longitud y grueso determinados sirvió, junto con los relojes de arena, para medir el tiempo.

Desde el siglo XV se generalizó el uso de las velas de sebo. Braconnot (1818) y Simon (1820) fabricaron en París velas de estearina. En Inglaterra, en 1831, se fabricaron velas de aceite de palma; pero ya en 1825, Chevreul y Gay-Lussac habían iniciado las investigaciones para hacer velas de ácido esteárico, cuya fabricación comenzó en 1834, después que Cambacéres inventó las mechas trenzadas y torcidas y Milly la saponificación de las grasas mediante la cal. En ese tiempo, también se fundó en Berlín la primera fábrica de esta clase de productos.

Milly impregnaba primero las mechas con sales y supo eliminar la tendencia a la cristalización del ácido esteárico é introdujo la calefacción con vapor, las prensas hidráulicas y la fabricación de las velas de parafina por moldeado.

En México las velas fueron introducidas por los españoles, aunque su utilización se restringió a las personas de la clase alta. Con el tiempo su utilización se fue generalizando y a mediados del siglo XIX su uso estaba difundido en gran parte del país.

Los procesos de fabricación en México fueron durante mucho tiempo artesanales, lo que provocaba que el precio de las velas resultara alto y su producción limitada. Con el transcurso del tiempo se fue introduciendo equipo y maquinaria nuevo de origen Alemán, por lo que se empezaron a fabricar en el país. Luego la fabricación de velas fue creciendo y se generalizó el uso de ellas entre la población.

Las velas han sido y son productos de uso común en la gran mayoría de los hogares mexicanos principalmente entre la población de bajos ingresos; ya que uno de los usos mas frecuentes que se da a este producto es para sustituir la iluminación de la energía eléctrica cuando esta falla o se carece de ella, para iluminar altares con imágenes religiosas o de algún familiar difunto. Asímismo, se tratan de artículos decorativos de moda para familias de ingresos medios y altos.

La industria nacional en este rubro sigue desarrollándose satisfactoriamente, puesto que las velas casi siempre están presentes en los hogares mexicanos. La fabricación de estos productos es tan sencilla que podemos pensar que sin realizar grandes cambios en el mejoramiento de los procesos se podrá incrementar la planta productiva.

El equipo necesario para la fabricación de velas al no ser sofisticado sigue estando al alcance del pequeño empresario, por lo que sin realizar una gran inversión en su compra, ni en la adecuación de las instalaciones, puede iniciar operaciones y poco a poco ir incrementando el número de máquinas en la fábrica, lo que le dará la posibilidad de producir una mayor variedad de modelos y tamaños y por ende mas aceptación en el mercado.

Por otra parte, sabemos que el proceso completo de fabricación de una "tanda" de velas o veladoras dura aproximadamente dos horas; es evidente que la implantación de más de un turno de trabajo dependerá exclusivamente de la demanda que se tenga.

La principal materia prima (parafina) no tiene fecha de caducidad, por lo que la reserva que se debe tener de ésta dependerá del costo de mantener dichos inventarios, del tamaño del área dispuesta para ello y del programa de producción.

 

Ir a:  




   » Top Guías 
     
 » Secado y Salado de mariscos  
 » Sazonadores y especias molidas  
 » Lámparas ornamentales y candiles  
 » Puros y otros productos de tabaco  
 » Alimentos balanceados para animales  
 » Jugo de frutas y verduras  
 » Bebidas fermentadas de manzana (sidras)  
 » Perfumes, lociones y similares  
 » Empaques y refacciones para maquinaria industrial  
 » Alfarería y cerámica  
     

Libro de visitas

Su opinión de esta pagina es:
Buena
Regular
Mala
 


Mayores informes: guias@economia.gob.mx